El Mundo de los Postres

El Mundo de los Postres

Cremitas heladas de fruta

INGREDIENTES: 8 porciones

1 caja de gelatina de naranjas
1 taza de agua hirviendo
1 taza de pulpa de frutillas
1 lata de leche condensada
200g de crema de leche batida
2 cucharadas de granas de chocolate

Es parecido a un helado, podríamos decir que es un helado, aunque en realidad no lo es. Es perfecto para consumir después de una cena de verano, en la cual hace calor y tenemos ganas de comer algún postre frío. También, en los países en los cuales Navidad cae de verano, es muy bueno para disfrutarlo junto a la familia en las fiestas navideñas. 

PREPARACIÓN: 15'

Poner el contenido de la caja de gelatina en un bol. Agregar poco a poco el agua hirviendo revolviendo con un batidor para que se disuelva perfectamente la gelatina y entibiar.

Añadir la pulpa de frutas, la leche condensada y la mitad de la crema de leche. Volcar en 8 copitas individuales o en 10 vasitos de papel aluminio y llevar a la heladera para que la crema se solidifique.

Decorar la parte superior de cada cremita con un copete de la crema restante y salpicar con la grana de chocolate. Servir bien heladas.

Duraznos a la crema de limón

INGREDIENTE: 6 porciones

1/2 kilo de duraznos o damascos
50g de pasas de uva
1 copita de licor a gusto
2 vasos de vino blanco
125g de azúcar molido
2 limones (el jugo)
2 yemas

Prunus persica, originalmente Amygdalus persica L., el melocotonero (del Latín malus cotonus, «manzana algodonosa» - en alusión a la piel del fruto)2 así llamado en España peninsular y las islas Baleares, en las islas Canarias y en parte de Hispanoamérica. También se le suele denominar duraznero (del Latín durus acinus, «que tiene la piel dura» - referido a la piel del fruto) y a su fruto durazno, en países como Chile, Ecuador, Argentina, Uruguay, México, Perú y Venezuela


PREPARACIÓN: 20'

Pelar la fruta, partir al medio, quitar los carozos y cortar en casquitos finos. Lavar las pasas de uva, ponerlas en remojo con agua caliente durante 1 hora, escurrirlas, secarlas y remojarlas con el licor.

Poner en una fuente de cristal los duraznos y las pasas remojadas. Poner en un bol (para cocinar en baño María) el vino, el azúcar, las yemas y el jugo de limón.

Cocinar removiendo continuamente con un batidor hasta que la crema esté bien esponjosa (no debe hervir). Retirar del fuego y volcar sobre las frutas. Servir bien helado.

Melón Moca

INGREDIENTES: 6 porciones

1 melón dulce maduro
1/2 pocillo de café bien concentrado (corto)
3 cucharadas de azúcar molido
2 cditas licor de anís seco
1/2 limón (el jugo)

El Cucumis melo, más conocido como melón, es una planta herbácea monoica de tallos rastreros. Se cultiva por su fruto, una baya pepónide de temporada veraniega con un gran contenido de agua (90%) y de sabor dulce.
El melón ya se cultivaba en el Antiguo Egipto durante el III milenio a. C., y su cultivo se extiende por la mayoría de los continentes

PREPARACIÓN: 20'

Cortar el melón por la mitad y quitar las semillas y las fibras. Con una cucharita para cortar papas a la cucharita cortar bolitas de pulpa de melón y mantener al fresco.

Azucarar el café, agregar el licor de anís, el jugo de limón y con esta mezcla aderezar las bolitas de melón. Rellenar las medias cascares de melón y mantener en el hielo hasta el momento de servir.

Si se desea, servir en copas en vez de las cascaras de melón.

Copas Pompadour

INGREDIENTES: 6 copas

400g cerezas o frutillas frescas
1 caja de gelatina de cerezas
1 taza de vino blanco dulce
200g de azúcar molido
3 claras batidas a nieve
200g de crema de leche batida
Media cucharadita de esencia de vainilla
3 cucharadas de azúcar impalpable

La copa es un vaso para beber de forma ancha, semiesferica y baja por lo cual es poco profundo. Generalmente es usada para beber Champagne o Espumantes.
Se dice que la "copa" fue modelada con la forma del seno de Maria Antonietta, Giuseppina di Beauharnais y Madame de Pompadour (de aquí el nombre), pero en realidad fueron los ingleses que la inventaron en 1663 como "vaso" hecho para Champagne.

PREPARACIÓN:  30'

Lavar las cerezas o frutillas, escurrir muy bien y quitarles los cabitos. Cortarlas en trocitos. Disolver la gelatina de cerezas con una taza de agua hirviendo, agregar el vino y enfriar sobre hielo removiendo con cuchara.

Cuando comienza a solidificarse agregar las frutas cortaditas reservando algunas para decorar las copas. Volcar la gelatina con frutas en 6 copas y helar.

Poner el azúcar en una cacerolita, cubrir con agua fría y cocinar hasta que llegue al punto bolita. Agregar el almíbar hirviendo poco a poco a las claras y seguir batiendo hasta que esté frío.

Batir la crema hasta espesarla, añadir azúcar impalpable previamente tamizado y luego el merengue.
Poner unas cucharadas de esta crema sobre la gelatina helada, decorar con las frutas reservadas y mantener en la heladera hasta el momento de servirlas.

Lo mejor de El Mundo de los Postres: las 10 recetas más leídas en el mes de Enero de 2016.

1.- Cuatro ideas frutales para Navidad.
Cuatro ideas frutales para Navidad.
Frescas o asadas. En mermeladas y compotas. Como sorbetes y cremas, con helado, en macedonias... Hay muchas maneras de preparar postres caseros con las frutas como protagonistas. La clave para que estas recetas funcionen en Navidad está en darles un toque colorido, elegante y que permita tenerlas hechas de antemano, para que todo el trabajo consista en emplatar y servir. 1. Crepes con

Buñuelos de semolino.

INGREDIENTES: para 6 personas:

160g de semolino
1/2 litro de leche
3 cucharadas de azúcar
50g de manteca
3 huevos
1/2 limón
50g de harina
Azúcar impalpable
Aceite de girasol
Sal

El buñuelo es una masa de harina de trigo que se fríe en abundante aceite. El buñuelo era consumido por culturas mesoamericanas como los Aztecas y los Mayas en diversas celebraciones. Originalmente se hacía con maíz o frijol y en la época de la conquista se empezó a utilizar la harina. La masa puede mezclarse con agua, leche, huevo o levadura

PREPARACIÓN: 1 hora

En una olla llevar a hervor la leche con el azúcar, la manteca y una pizca de sal. Agregue el semolino a lluvia y continue a mezclar con una cuchara de madera, hasta que obtenga una consistencia homogénea si grumos.

Entonces saque la olla del fuego y la deje entibiar. Ponga en un bol las claras de dos huevos. Agregue a la mezcla de semolino la ralladura del limón, las dos yemas y el tercer huevo. Mezcle bien y agregue muy despacio las claras batidas batidas a nieve, mezclando de abajo hacia arriba.

Con las manos húmedas forme los buñuelos (grandes como damascos). Pasenlos delicadamente por la harina y ponga a freír en una sartén con aceite de girasol bien caliente, hasta que estén dorados.
Cuando estén listos, secarlos con papel de cocina y agregue azúcar impalpable.


Ultimas recetas publicadas

El Mundo de los Postres en Google+

Mi Ping en TotalPing.com